Dólar cae a mínimos de más de dos años por expectativas de más estímulos en EEUU

 

El euro y los dólares australianos y neozelandeses registraron máximos de más de dos años frente al golpeado dólar el miércoles, ya que los inversores apostaron por más apoyo fiscal en Estados Unidos y se posicionaron para un fin de año con un volumen de operaciones reducido.

 
* Los inversionistas están apostando a que una mejora de las perspectivas económicas, a medida que se implementen las vacunas contra el COVID-19, y un estímulo fiscal y monetario sin precedentes impulsarán el crecimiento mundial y los precios de los activos en 2021.
 
 
* Sin embargo, se espera que el crecimiento económico de Estados Unidos se situé por debajo de sus pares, en un momento en que el dólar sufre por crecientes déficits fiscales y de cuenta corriente a medida que el gobierno aumenta el gasto para abordar los efectos del coronavirus en la actividad empresarial.
 
* "El inicio de las campañas de inmunización del COVID-19 en varios países, así como el apoyo fiscal adicional de Estados Unidos, han reducido el riesgo a la baja para la economía global y son un buen augurio para el sentimiento general del mercado financiero. Esto sigue siendo un lastre para el dólar", dijo Elias Haddad, estratega cambiario del Commonwealth Bank of Australia, en un informe el miércoles.
 
* El dólar descendió un 0,39% frente a una cesta de divisas a 89,65 unidades, después de caer a 89,56, el nivel más bajo desde abril de 2018. La moneda estadounidense ha bajado más de 7% este año.
 
* Los volúmenes de negociación son escasos y hay muchos inversores fuera por las festividades de Navidad y Año Nuevo.
 
* El euro alcanzó los 1,2310 dólares, antes de cotizar en 1,2292 dólares, un alza del 0,34% en el día.
 
* El dólar australiano subió un 0,93% a 0,7676 dólares, mientras que el dólar neozelandés aumentó un 0,74% a 0,7213 dólares.
 
* Las tres monedas alcanzaron sus niveles más altos frente al dólar desde abril de 2018.
 
* El dólar también cayó un 0,19% a 103,23 yenes, pero se mantuvo por encima del mínimo de nueve meses de 102,86 yenes alcanzado el 17 de diciembre.