El euro ha caído este miércoles por debajo de 1,1750 dólares debido a la preocupación por los nuevos confinamientos en muchos países europeos

 
El euro se cambiaba hacia las 16.00 horas GMT a 1,1750 dólares, frente a los 1,1832 dólares en las últimas horas de la negociación europea del mercado de divisas de la jornada anterior.
 
El Banco Central Europeo (BCE) fijó hoy el tipo de cambio de referencia del euro en 1,1727 dólares.
 
 
El dólar se ha apreciado frente a muchas divisas que ofrecen rentabilidades más elevadas, por la aversión al riesgo ante el temor a nuevos confinamientos en Europa después de que varios países hayan registrado cifras de contagios, incluso, superiores a las de marzo y abril.
 
Tras aplicar toques de queda, que han resultado poco eficientes, muchos países van a optar por nuevas medidas de confinamiento.
 
El Consejo de Gobierno del BCE se reúne el jueves para analizar la situación económica de la zona del euro, sin que se esperen decisiones o cambios de política monetaria.
 
El gestor de cartera senior de PIMCO, Konstantin Veit, comenta que de cara al futuro, esperan que el BCE aumente y prolongue el programa de compras de deuda de emergencia por la pandemia de nuevo en diciembre ya que las perspectivas de inflación no convergen suficientemente hacia la configuración anterior a la pandemia.
 
"El Consejo podría aprovechar la próxima reunión para preparar al mercado para una mayor relajación de la política monetaria en diciembre" con unas compras adicionales de 600.000 millones de euros, hasta finales de 2021, y más inyecciones de liquidez a largo plazo a mejores condiciones, según Veit.
 
Hasta ahora el BCE se ha comprometido a comprar deuda por valor de 1,35 billones de euros hasta finales de junio de 2021.
 
Franck Dixmier, Director de Inversiones Global de Renta Fija de Allianz (DE:ALVG) Global Investors, también considera que el BCE no necesita hacer ningún anuncio sobre su política en su reunión de octubre, pero debería enfatizar su voluntad de realizar intervenciones futuras ante un panorama macroeconómico en deterioro.
 
La moneda única se cambió en una banda de fluctuación entre 1,1718 y 1,1788 dólares.